Nelvy Bustamante

 
 


 escritora  

 

Nelvy Bustamante nació en Marcos Juárez, provincia de Córdoba. Desde hace años está radicada en Trelew, Chubut. Es Profesora en Letras. Ejerció la docencia en los niveles medio, superior y universitario y realizó diversos trabajos de investigación sobre Literatura infantil.

Actualmente dicta cátedras en Institutos de Formación Docente y coordina el taller de lectura y escritura "Pajarito remendado" para niños y adolescentes.

En narrativa publicó Cuentan en la Patagonia (Sudamericana, 2005), obra Destacada del año 2005 por la Asociación de Literatura Infantil y Juvenil de la Argentina (ALIJA), en la categoría “Recuperación de relatos de tradición oral”; La leyenda del pingüino (Sudamericana, 2006); La leyenda del ñandú (Sudamericana, 2008); Gatos, diablos y fantasmas (Editorial Jornada, 2011); Santino y su gato y Santino y el río (Llongseller, 2012)

En poesía publicó Versos para sacar de un sombrero (Buenos Aires, Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología de la Nación, Campaña Nacional de Lectura, 2006) La araña que vuela (Sudamericana, 2008); Versos con alas y patas (Editorial Jornada, 2011); El libro de los fantasmas -poesía y microrrelatos- (Ruedamares) y Rap del viento.

En 2015 fueron editados Adentro de este dedal hay una ciudad (Edelvives) y Orejas negras, orejas blancas (Ruedamares)

Sus textos literarios fueron premiados en el “Primer Certamen Patagónico de Cuento y Poesía para Niños” organizado por la Asociación de Trabajadores de la Educación del Chubut (ATECh) y publicados en Viento, Matas y Violines.  Es co-autora de Chiviricocó y sus trabajos fueron incluidos en libros de texto de Ediciones Santillana y Tinta Fresca y en diversas antologías, entre ellas 13 de espanto (Sudamericana).También escribió artículos periodísticos en medios nacionales y regionales, y cuentos para la revista Billiken.

En los últimos tiempos su producción literaria la lleva a recorrer numerosas escuelas, donde realiza diálogos abiertos y encuentros con sus lectores.

CONTACTO: info@nelvybustamante.com.ar

 

 

Publicaciones

CUENTAN EN LA PATAGONIA VERSOS PARA SACAR DE UN SOMBRERO LA LEYENDA
DEL PINGÜINO
LA LEYENDA
DEL ÑANDÚ
LA ARAÑA
QUE VUELA
         

EL LIBRO DE LOS FANTASMAS

VERSOS CON ALAS Y PATAS / GATOS DIABLOS Y FANTASMAS

RAP DEL VIENTO

 

 

 

   

 

Novedades editoriales

Editado en 2011 por Ruedamares

VER MÁS AQUÍ

Editado en 2012 por Cuenta Conmigo Ediciones.
Presentado el 27 de abril de 2012
en la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires

 

Reseñas


La aparición de un nuevo libro en el mercado siempre es motivo de alegría. Pero si ese libro es de literatura infantil, escrito y editado en Patagonia, la alegría viene por partida doble.  Como doble es la puerta de entrada a esta nueva obra de Nelvy Bustamante.

Por la primera puerta (porque alguna debe ser la primera, para empezar a contar) entramos a los ¨Versos con alas y patas¨, un conjunto de diecinueve poemas que dialogan con la tradición oral, las greguerías y las preguntas.

Versos con gusto a copla:

Por la esquina de mi cama

pasó silbando un mosquito

y aterrizó en el espejo

creyendo que era un charquito

 

o a piropo:

 

Cuando te miro

se me hacen rulos

las espinas

-le decía el erizo

a la anchoíta-

 

Versos que recuerdan las greguerías de Ramón Gómez de la Serna que enseñan a mirar con otros ojos las cosas de todos los días:

 

La mariquita

es la lágrima

de una naranja

que camina.

 

También hay versos preguntones, que evocan otras preguntas hechas por otros poetas hace tiempo:

 

Las luciérnagas:

¿son las pecas

que perdieron

las estrellas?

 

Pero si decidimos hincarle el diente desde la narrativa, es necesario abrir el libro por su segunda puerta: ¨Gatos, diablos y fantasmas¨.   Fantasmas un poco asustadizos,  diablos jóvenes en tiempo de elecciones, gatos chiquitos como gatos chiquitos son algunos de los personajes que presentan los siete cuentos de esta colección.

Historias pequeñas que hablan de sentimientos; como los de Celeste, que busca un abrazo, un abrigo y un nombre que se perdió.  O la historia de Santino y su gato, que cuenta un encuentro con sonido de ronroneo y gusto a leche tibia. 

Historias con engaños (porque todos sabemos que, cuando el diablo mete la cola no hay ley que valga; tal como puede leerse en  ¨La elección¨) ; aunque por suerte  el burlador puede ser burlado, como en ¨El gato y el diablo¨.  En ¨Dicen los que saben de diablos¨ es posible conocer algunas de sus características.  Seguramente los lectores podrán sumar algunas otras, encontradas en lotros libros e historias, de esas que se cuentan alrededor del fuego

Los fantasmas también tienen su lugar en esta selección.  Y dicen presente desde dos cuentos: ¨Cuento con fantasma¨ y ¨El fantasma del patio¨.

Por una puerta o por otra, esta nueva obra de Nelvy Bustamante editada por el grupo Jornada, para su colección Tela de Rayón, serie Patagonia Juvenil es una invitación a la lectura que los lectores (grandes y chicos) celebramos.

Margarita Sacks

 

Nelvy Bustamante Ilustraciones de Lucas Nine.
Buenos Aires, Editorial Sudamericana, 2005. Colección Cuentamérica.

Es conocido por todos que pertenecemos a un país de memoria frágil, y muchas veces tramposamente selectiva. Se recuerdan algunas cosas que integran la historia oficial, y se seleccionan los elementos de la corrección política para que la visión hegemónica siga en pie.

Este texto, en cambio, proviene de la estirpe de Mnemosine, diosa de la memoria cuyas hijas —las Musas— protegían a los artistas, a los filósofos, a los poetas.

Básicamente es bueno porque este conjunto de relatos, bellamente escritos, nos cuentan la historia, no una historia plagada de generales y de batallas sino la epopeya simple y humana de las personas que vivieron en la Patagonia. Porque lo que calla la conquista del desierto —y me refiero tanto a las campañas del general Roca como a la conquista económica posterior que fue tan o más cruel y destructiva que aquellas— es que el desierto no era tal. Que en el desierto vivían personas, seres humanos iguales a todos los seres humanos, iguales a cada uno de nosotros en esencia.

Y este libro nos recuerda que las relaciones no necesariamente pasan por el uso del rifle sino que pueden transitar también por la convivencia, por el intercambio, por el apretón de manos y por la mirada a los ojos y de frente. Esto es posible aunque el color de la piel, el color de los ojos, sean diferentes, o las lenguas incomprensibles para cada uno de los protagonistas. Hay otros elementos que superan estas apariencias: las necesidades vitales son exactamente idénticas, todos necesitamos comer, vivir, ser libres y sentirnos comprendidos.

Además, los textos de Nelvy Bustamante se mueven dentro de un discurso diáfano, bello, similar al del poeta épico que elige ponerse fuera del relato porque sabe que la historia que está contando es una música que envuelve y se adueña del que lee como se apropia de los viajeros el silencio de la Patagonia. Y en ese espacio inmenso a veces las palabras sobran, se vuelven gestos o perfume de pan, que se trabaja hasta que leude y se haga alimento:

"La mujer de la mirada clara entraba a su casa para amasar el pan. Y para seguir pensando junto a la luz luminosa de la harina."

Pero además de la narración de las historias de las personas, está presente en el libro el imaginario de la región: ese reforó que nos recuerda a tantos fantasmas benignos, que debieron ser cuando vivos personas siempre dispuestas para disfrutar del buen vino y de alargar la noche entre amigos y guitarras y que ahora, convertidos en esqueletos, se les puede aplicar aquello de que se pierde el pelo pero no las mañas.

Y están también los cueros que existen en los lagos de nuestra región, presencias ominosas que nos recuerdan que no somos los dueños del planeta sino sólo ocupantes efímeros que debemos respetar y temer los lagos de indecible belleza que nos rodean; esos lagos que tienen como custodios y guardines a esos cueros. Y está también la presencia de otros fantasmas llenos de poesía que transitan en este libro, que no producen miedo sino deslumbramiento ante la palabra que los dibuja:

"Nadie supo nunca en la chacra de los Evans que el Malacara le había puesto otra vez el cuerpo al peligro. Aunque ahora su cuerpo de fantasma fuera sólo un trozo de nube, la espuma de una ola muy alta, un hilo de viento al galope."

Damos la bienvenida a este libro que integra la prestigiosa Colección Cuentamérica, porque la Patagonia necesita ser contada, precisa exorcizar aún la visión que la presenta como desierto, como tierra de nadie, cuando en realidad es la tierra de todos los que pensamos que aún hay en nuestra Patria sueños para concretar, trabajos para hacer y un porvenir que deberemos construir para quienes nos sucederán: los niños y los jóvenes. Y uno de esos trabajos es producir y hacer circular los libros que nos hablan de lo que somos, de lo que profundamente somos.

María Elena Leiza de Almada

Artículo extraído, con autorización de su autora y los editores, de La Amanecida, revista digital de arte, cultura y pensamiento, realizada por el Fondo Editorial Rionegrino (Viedma, provincia de Río Negro, Argentina, 2006). Email: fer@cultura.rionegro.gov.ar – Web: http://www.la-amanecida.rionegro.gov.ar/

 

SOBRE "LA ARAÑA QUE VUELA"

Nelvy Bustamante, La araña que vuela Buenos Aires: Primera Sudamericana. Colección Los Caminadores. Ilustraciones de Cecilia Alfonso Esteves, agosto de 2008.

"Si un libro álbum es aquel en el cual el texto verbal y el texto visual dialogan en forma fluida y enriquecedora, aquel en el cual las palabras dibujan y las ilustraciones dicen, este texto de Nelvy Bustamante y Cecilia Esteves merece encuadrarse en este género. La araña que vuela es una hermosa obra de arte que incluye poesías de métrica irregular, sin rima, a veces en prosa, protagonizadas por arañas, entretejidas con bellísimas y desafiantes

ilustraciones. Los textos breves, delicados, inquietantes se van hilvanando con los colores tenues y las ilustraciones sin línea de borde, generadas a partir de una estética en la que prevalece la síntesis y lo geométrico. Como una tela de araña, en la que cada hebra se liga a la demás con la delicadeza y sofisticación propias de un experto artesano, el libro nos invita a sumergirnos y, tal vez, quedar atrapados en ese tejido bordado con hilos delgados pero fuertes.

“Las arañas/ poetas: / ¿en vez de tejer / telas / tejen / poemas?” Este libro es una sutil telaraña de palabras e imágenes a través de la cual se percibe un paisaje oriental: almendros, cerezos, versos breves; perspectivas, colores y perfiles que remiten a la estética japonesa. Una manifestación artística que en lo breve, expresa lo profundo e inabarcable. Un libro que nos moviliza, que abre grietas, que descubre esos rincones oscuros y ocultos, a los que a veces no les prestamos atención. Un libro que teje redes. Un libro que pica."

Carola Carola Hermida

PUBLICADO EN: http://www.jitanjafora.org.ar

 

LA ARAÑA QUE VUELA

 

La araña teje

una estrella

de tela.

 

Punta tras punta

va y viene

pata tras pata

bordando el cielo.

 

Cuando se cansa

cuelga las agujas

y vuela.

EN MI PUEBLO

 

En mi pueblo

había un sastre

que aprendió

a hilvanar los trajes

mirando

noche y día

cómo cosía

la araña

que vivía

en un rincón

de la sastrería.

 


 

Versos


VERSOS PARA SACAR DE UN SOMBRERO


Carrera

 

El viento corre

tras una mata

que va

descalza.

 

Le pisa los pasos

le sopla la sombra

la sube

la baja

le dice palabras

para  enamorarla.

 

Rodando rodando

como una naranja

la mata

se escapa.

Cebolla

 

En una casita de cebolla

voy  a guardar mi corazón

así  llora en secreto

tu desamor.

 

 

 

Por la esquina de mi casa

 

Por la esquina de mi casa

pasó  volando un sombrero

y  aterrizó en la cabeza

peladita  de un abuelo.

 

 

___________________________________________________________________________________________

En: Versos para sacar de un sombrero. Buenos Aires, Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología. Campaña Nacional de Lectura, 2006.

 

Un encuentro con sus lectores en Gaiman...

 

CONTACTO: info@nelvybustamante.com.ar